PADRE DOMINGO MÚÑOZ CULMINÓ MISIÓN EN SANTUARIO DE MAIPO

Casi 10 años de su sacerdocio alcanzó a cumplir el párroco Domingo Múñoz a cargo del Santuario de Maipo, tiempo récord para el sistema usado en el obispado, en el cual los sacerdotes van trasladándose de sectores cada 4 ó 5 años.

Desde la localidad de Pintúe, en Paine, llegó un 14 de febrero de 2011 para asumir el gran desafio de reconstruir el gigantesco santuario, destruido por el terremoto de febrero de 2010, y que debería haber sido demolido.

 

Rifas, Bingos y la tradicional Maipotón fueron solo algunas de las campañas que le permitieron, junto al comprometido trabajo de la comunidad católica del pueblo histórico, reunir una importante cantidad de recursos para financiar las obras.

 

Durante sus años en la comunidad debió enfrentar varias intervenciones médicas, las cuales no fueron impedimento para dar la lucha en la ardua tarea.        Tuvo detractores fuera de la iglesia, que cuestionaban que los recursos los debía poner la iglesia y no la comunidad, pero los hechos permiten que al día de hoy los feligreses puedan sentir orgullo de las obras, entre ellas las torres del campanario, el velatorio, el altar mayor, los cierres perimetrales para proteger el histórico edificio, entre otras.

 

Este domingo 22 de febrero recibió de manos del alcalde Miguel Araya y del concejal Manuel Sanchez un galvano de reconocimiento a su labor pastoral.

 

Ahora su misión se traslada a la comuna de El Bosque donde se hará cargo de la parroquia San Marcos y el desafio de liderar el Santuario de Maipo quedará en manos del sacerdote Boris Messina.